Más memes (mememás)

Pues que estaba yo tan tranquilo por aquí, leyendo el blog de Coco Violante, y me encuentro un meme y una propuesta maligna para desarrollarlo. Como que no sé decir que no y, lo que es más, a Violante soy incapaz de negarle nada, pues ahí que te va.

Coge el libro mas cercano, ve a la pagina 18 y transcribe la línea 4:

[mi]les. Una corriente ha llegado a su extremo, a su conclusión y ha[brá]

Ha sido difícil: tenía un libro a cada lado, y debajo del que he escogido, un cómic. Si llego a girarme y enfrentarme a la librería, me habría colapsado. El extracto es de El cuaderno dorado, edición (rapidísima) de bolsillo tras el Nobel concedido a Doris Lessing. Otro para esa Pila en expansión adiabática.

Cuenta lo último que viste en la tele:

¿La convencional? Lo último que vi, con intención de ver (es decir, que generó un recuerdo) fue un capítulo de Cuestión de sexo, porque el tema es ciertamente atractivo (¿y a quién le amarga un dulce?) y porque Guillermo Toledo es un pedazo de actor que, por sí solo (y, por desgracia, en ocasiones así pasa en esta serie), es capaz de dar vida a cualquier representación. Pero me decepcionó que el del martes fuese un resumen de lo acontecido en la temporada.

Ay, no, espera… el capítulo de ayer de la tercera temporada de House. Pero es que hacía meses que lo había visto en V.O. y en descarga…

En YouTube, el capítulo de la semana pasada de Enjuto Mojamuto.

Y en descarga, el segundo capítulo de la primera temporada de Curb Your Enthusiasm. ¡Cómo me llegué a reír con las vicisitudes a causa del inoportuno doblez del pantalón en… allá!

Aparte del ruido del ordenador, ¿qué más se escucha en este momento?

Aparte de las cáscaras de pipas de girasol reventando… “Pure Honey”, de The Mountain Goats, en reproducción en la radio del tag indie en Last.Fm.

¿Cuando te reíste por última vez?

Pues hace un momento, metiéndome con Nuria porque llegaba tarde al gimnasio. Antes, con ella y con una amiga, y antes con unos cuantos amigos más, con un chiste muy malo que les he contado (como si contase de otro tipo).

¿Qué hay en las paredes donde te encuentras ahora mismo?

Enfrente mío, dos estantes llenos de libros, y con los altavoces de la minicadena, un dragón incensario que me regaló mi amigo Lemita, y el trofeo del Domingo Santos del 97. Detrás, una estantería con muuuchos libros. A la izquierda, la ventana, y a la derecha, un póster enmarcado de la edición especial de Star Wars. A New Hope.

¿Como estas vestido/a en este momento?

Joéee… Pantalón de chándal de felpa verde oscuro, camiseta blanca y polar gris. Violante, ¿por qué me has hecho esto…?

Algo que los bloggers no sepan sobre ti:

Uy, mucho, y en su mayor parte cosas que no les incumbe más que a mis amigos. Pero a vosotros os lo cuento ante unas cañas.

¿Cómo son tus manos?

No muy grandes, no muy fuertes, de piel seca, agrietada cuando aprieta el frío… y con dos vellitos en la falange media del dedo anular de la derecha que a Nuria le hacen mucha gracia.

¿Qué ves desde tu ventana?

Pues lo que se ve en la cabecera de este blog. Ahora, de noche, es un perfil negruzco salpicado con poquitas luces sobre un fondo pardo, teñido de un naranja sucio debido a las luces de Barcelona que contrasta mejor el perfil de la sierra. En primer plano, por debajo del nivel de la ventana, las casitas de entrente, ventanas iluminadas atenuadas por las cortinas, y silencio. Aquí se puede verlo y disfrutarlo.

¿Qué imagen podría definirte?


Ni me parezco físicamente, ni canto ni mucho menos tan bien como él, pero como Freddie, soy un tímido compulsivo con muchas cosas que decir y con ganas de comerme el mundo.

Ha llegado el momento de buscar víctimas propiciatorias… Juanma, Helena, Pau, Manu y Nacho.

Powered by ScribeFire.

Procrastinando, que se dice pronto, o meme jugetón literario

Me llega a través de Juanma, a quien ha liado su media naranja Cristina, a quien a su vez le ha llegado a través de Jaume, a quien… Bueno, dejémoslo, que por este camino no acabamos ni el 30 de febrero.

Que Juanma me ha retado a un meme literario. Como si mi vida no estuviese lo suficientemente procrastinada 🙂

La mecánica del asunto:

s fácil: copiar el párrafo segundo de la página 139 del libro que estés leyendo en ese momento. Se presupone, pues, que te gusta leer y que tienes tiempo para ello.

Tal como aclara Kaplan (a quien todavía se le nota el polvo de la era en el traje, supongo que ya me entendéis) en los comentarios a la entrada de Juanma, se deja al lector la tarea de adivinar de qué título se extrae el párrafo.

Como a Juanma, yo procrastino incluso con las lecturas. Así que la página 139 del último libro que he abierto reza tal que así:

Casi estaba terminada. En unos cuantos días alcanzaría la madurez. Aún era una larva, blanca, blanda y pulposa. Pero el sol la secaría y la calentaría. Endurecería su concha. Le proporcionaría fuerza y un tono más oscuro. Surgiría del capullo y un día, cuando su madre pasara junto al garaje… Detrás de la madre-cosa había otra larva blanca y pulposa, expulsada por el bicho hacía poco. Pequeña. Acababa de nacer. Comprendió de dónde había surgido el padre-cosa, dónde había crecido. Había madurado allí. Y su padre se había topado con él en el garaje.

Buá, los hados os lo han puesto de cara.

Pero, como todo lector ob-comp (término acuñado por el mismo autor en otro libro del que también os reto a adivinar el título), llevo otro libro, más pequeñito, en el zurrón, por si acaso me toca esperar a la puerta de los probadores de un Zara o Desigual:

El suegro de Billy se reía descontroladamente, y rogó al cuarteto que cantara la otra canción polaca que tanto le gustaba. Así, pues, cantaron la canción de los mineros de Pennsylvania, que empieza así:

Mike y yo trabajamos en la mina.
¡Santa mierda, qué bien nos lo pasamos!
Una vez a la semana nos dan nuestro salario
¡Santa mierda, y al otro día no trabajamos!

(He incluido el tercer párrafo para no dejar dos puntos abiertos, y lo he transcrito con el error de puntuación para facilitar la identificación -caso que tengáis un ejemplar a mano-).

¿Son estos los dos libros que estoy leyendo? Sí, a los que echo mano con más frecuencia. Antes de la Semana Santa, le di un apretón a este otro:

Good authors can usually recognize their strong points and their weak points. Čapek’s strong point was his art of fabulation, a talent that combined imagination, the courage to come up with original parables, and the capacity to think through, via these parables, the social as well as technological problems of modern times. He was superb at creating situations capable of carrying a moral, noetic, or even a merely political message. On the other hand, the depiction of subtle psychological nuances was not among his strong points. Surely this is why he was better suited to allegorical and utopian tales than to realistic stories. The true protagonists of his works from this period were not individual people but humankind as a whole, and they were essentially not about conflicts between characters, but about conflicts between concepts or world views. The individual characters who move the story along appear to be mere puppets that help the author present his views on the causes of conflict in the contemporary world.

No, si difícil no está la cosa.

Por último, un libro que, más que leer, paladeo con parsimonia:

Devien ésser aproximadament les sis de la tarda quan un majordom vingué a destorbar les cavil·lacions del nostre jove i il·lustre botànic dient-li que la baronessa, havent rebut la visita d’un erudit frare dominic, estava desitjosa de presentar-l’hi i que, si no era importunar-lo massa, l’esperava al saló.

Hala, finalizado ya el meme, voy a cederle el testigo a: Pau, Víctor, Gabriella (gracias a los dos por vuestra amabilidad y simpatía; Nuria y yo sentimos no haber podido seguir tomando más copas el Lunes Santo), Nacho y a los amigos de La Moqueta Verde.

Disfrutad. Y ¡leed, leed, malditos! 🙂