“Tonight the Streets Are Ours”, Richard Hawley

Me entero a través de esta entrevista en The Guardian de que elcrooner más elegante del Reino Unido, Richard Hawley, está a punto de sacar su séptimo álbum en solitario el próximo 7 de mayo.

Me encanta su música. A pesar de que no sea el estilo que más me gusta, ciertamente. ¿Por qué? Porque contiene muchas de las cosas que valoro en la música, en el arte y en la vida. Sinceridad, cercanía, algo de humor, un leve tono socarrón que permite tomar la distancia suficiente para hablar del corazón. Siempre es arduo, espinoso y, desde luego, nada mensurable, analizar la sinceridad, pero yo la noto en la profundidad de la letra, cuando, a lo largo de la canción, los versos te conducen a unas confesiones narradas elípticamente, como cuando un amigo se sincera sin mencionar el objeto de la confesión y sin necesidad de más explicación. De ahí también la cercanía: voz grave, susurrada y mecida con ese sonido tan vintage.

Hoy he llegado, por cosas del azar internetero, a la entrevista que os enlazo más arriba y, después de rallarme con una lista de reproducción tope depresiva, de canciones que recuerdan momentos amargos, actuales y casi biográficas, (de las que lo definen a uno, vamos) he vuelto al Lady’s Bridge. Y, en concreto, al “Tonight the Streets Are Ours”. Y así como las anteriores remueven las entrañas, esta canción es curativa. Sin dejar el tono melancólico, pero con un tempo alegre, del conjunto resalta la imagen:

Oh, there’s much there to heal
And make tears things of the past
But tonight the streets are ours
These light in our street are ours
Tonight the street are ours
These lights in our hearts they tell no lies

¿Os acordáis la última vez que salisteis por la noche y esta acabó siendo inolvidable? Cuando parecía que la noche era tu aliada, que sería la cómplice de tus secretos, testigo de tu felicidad. Esa imagen, esa, la de que, a pesar de que se tuerzan las cosas, siempre hay un hueco para convocar la magia de la noche y compartirla, revela lo que comentaba más arriba: Hawley trabaja desde el corazón y propone un pacto por el que ambos, el que se confiesa y el que lo escucha, van restañendo sus heridas.

Lo dicho: Canciones que curan.

Aquí os la dejo. Intentad disfrutarla como la he disfrutado yo. Tonight, the streets are ours…

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s