2011 en momentos mágicos

Mi buen amigo y mejor persona, Juanma, colgó en el blog de ahí al lado su listado anual de canciones (del año, y perdón por la redundancia, 2011), que os recomiendo (por no decir ordeno) que leáis. Juanma, entre otras muchas cosas, es un gran melómano y alguien a quien hacer caso cuando aconseja nuevos grupos y artistas (y lecturas, y casi todo lo que tenga que ver con el arte y, bueno, con casi todo); y su tradición de hacer estos listados, toda un acto de amor hacia la música.

Como yo soy vago, olvidadizo y nada sistemático, tengo que acudir a la información que voy soltando por la 2.0 para recordar lo mejor del año pasado.Y ni aún así soy capaz de armar un listado ni la décima parte del que arriba enlazo, que total, está incluido en dicho  listado de 83 canciones que se ha currado; poca cosa queda fuera, y lo que no menciona, lo podéis encontrar en el primer comentario. Así que cubriré un aspecto diferente: la música en vivo del 2011.

Gracias a Last.fm, culpable en gran parte de que asista a tantos eventos, aquí está la lista de los conciertos a los que asistí el año pasado (y algunos de los que quise ir). Algunos los he comentado por aquí, en especial los festivales; otros los quise comentar, pero se me pasó el tiempo, y con él parte de las sensaciones, que se van difuminando.

Aunque otras no; otras quedan ancladas en la memoria, indelebles, para siempre.

Así que, aparte de las novedades discográficas y el rescate de artistas olvidados u omitidos en su momento, ya fuese vía Spotify, webs musicales, amigos, festivales, otras canciones se han hecho con su lugar en la banda sonora de mi vida con ese añadido mágico que da el directo, y cuyos factores, por mucho que quiera, son completamente aleatorios, caprichosos y, en muchas ocasiones, incomprensibles. La predisposición, el humor, el trabajo, la compañía, el ambiente, la cerveza, el ímpetu, la versión, la letra… Dejémoslo en magia, y vamos a por ello.

En orden cronológico:

1. Fran Healy, 18 de febrero, sala BeCool (Barcelona)

La misma mañana del día de su concierto leí esta reseña en Jenesaispop de la actuación, la víspera, de Fran Healy en Madrid. Unos mails cruzados un par de horas más tarde y nos hicimos con las entradas. Expectativas, pocas. Concierto soberbio. Con sombrero, desaliñado, una guitarra y simpatía a espuertas, el escocés cautivó a los poco más de cien personas que lo vimos, y que le exigimos bis tras bis tras bis tras bis, y después firmas. Creo que el concierto más entrañable que he visto nunca.

2. Patti Smith, 21 de febrero, Palau de la Música Catalana (Barcelona)

El día que Anna y yo descubrimos empíricamente que la fila 3 del Palau es la primera fila desde el escenario. Patti Smith esgrimió un arma muy clara: la sinceridad. Y la rabia. Gallina de piel con su repertorio, entre el sentimiento crudo y la lucha política, y en especial este “People Have the Power” que urgía a salir y quemar contenedores. El tiempo nos ha demostrado que tendríamos que haberlos quemado. A ser posible con políticos y banqueros dentro.

3. Janelle Monáe, 22 de febrero, sala Apolo (Barcelona)

Y el día siguiente, a ver a la cantante y compositora de Kansas. Funky, soul, R&B, pero también rock, algo de blues, una amalgama que parece imposible y que, bajo su batuta, es poción mágica para ponerse a bailar. Y un himno pegadizo: “Tightrope”. Una funambulista a la que no le hace falta red de seguridad. Cómo sudamos ese día. En junio la vimos en el Sónar y, a pesar de que tenía mucho más espacio sobre el escenario, la magia no llegó a tanto.

4. Los Campesinos!, 5 de abril, Music Hall (Barcelona)

No suenan tan frescos como en su debut, pero sí más maduros, mucho más maduros. Aquí se combinaron varias cosas: la inauguración de la sala, los mails que intercambié con la banda recomendándoles restaurantes en Catalunya, la Budweisser gratis, y bailar el “You! Me! Dancing!” abrazado con los amigos. Juerga tabernaria. Y la posterior sesión de los Dj’s Lesbianos fue indieapoteósica.

(El vídeo corresponde a la presentación del Primavera Sound 2010, en la sala Apolo.)

5. Pulp, 27 de mayo, Primavera Sound, Parc del Fòrum (Barcelona)

Tercer día de festival, la mañana del repugnante y rastrero desalojo de la plaza Catalunya por obra y gracia de Artur Mas, Felip Puig y su camarilla de hipócritas. Rabia y magia a partes iguales, y mi grupo favorito que hace del Primavera Sound 2011 el inicio de su gira de reunión. Qué decir de ellos, de las letras inteligentes y dolorosas de Jarvis Cocker, su carisma, esa música tan propia. Hubo momentos apoteósicos, pero ninguno como ese “Common People” dedicado a los Indignados.

También tuvo su reverso tenebroso: ese pogo descerebrado de las hordas de armarios borrachas. Si quiero un pogo, me largo a ver a Titus Andronicus o Mission of Burma donde, además, la vida de nadie corre peligro. Joder.

Pero bueno, despues de ver en directo, por fin, esta canción, creía que ya podía morir tranquilo.

6. PJ Harvey, 28 de mayo, Primavera Sound, Parc del Fòrum (Barcelona)

Hablando de carisma, la Harvey anda sobrada. Tanta, que ni siquiera ha de esforzarse en gesticular. Su mera presencia ya inquieta. Su Let England Shake es un disco desasosegante: bello, melódico y oscuro. “The Words That Maketh Murder” me eriza el vello cada vez que la oigo.

7. Mercury Rev, 29 de mayo, Primavera Sound, Poble Espanyol (Barcelona)

Pero no. Apenas había escuchado a Mercury Rev, y situados en primera fila (el quinto día de festival parecía haber hecho estragos entre los festivaleros; flohos) vivimos un concierto delicado, bello, etéreo… Pero lo que no me esperaba era un cover de mi canción favorita de Peter Gabriel. Joder, en lágrimas, acabé en lágrimas. Y feliz. Una de esas jornadas que quieres que no se acabe porque, simplemente, estás a gusto. Fan de los Rev desde entonces.

8. nudozurdo, 15 de julio, FIB (Benicàssim)

Una de esas tardes compartida con los amigos, sentados en el cemento de un escenario principal a medio gas porque los guiris esperan a la noche; el sol cayendo de través; y la calma deja que las canciones tensas y peligrosas de nudozurdo vayan calando y ennegreciendo el corazón. Lo recuerdo como un momento muy, muy intenso, que removió la bilis en las entrañas.

9. DJ Rojiblanco, 15 de julio, FIB (Benicàssim)

O lo que es lo mismo, Julio Ruiz, el de Disco Grande de Radio 3, pinchando lo que le gusta. Después de un día duro, de la decepción de Elbow, de patear kilómetros y kilómetros de festival, que un DJ te encadene tu canción favorita con otra de tus favoritas, y otra, y otra, y otra, y otra, y el verano, el buen rollo, la felicidad de bailar a tus anchas con los amigos y acabar brindando con los primeros rayos del sol… Si hubo un momento mágico este 2011, para mí fue este. Ni Pulp, ni Arcade Fire ni Portishead. Completamente inesperado. Es lo que tiene la magia.

Como no encuentro ninguna actuación de DJ Rojiblanco, os dejo un par de las que más me gustaron.

10. Portishead, 17 de julio, FIB (Benicàssim)

Dolor. Beth Gibbons disecciona el dolor y te lo muestra desde todos los ángulos posibles. La atmósfera se torna melaza y tú respiras, y sientes, cristales desgarrándote el pecho, y la atmósfera te martillea ahí, bum, bum, bum, bum, sin piedad, demoledor. El problema es que miras y dices: “Eso lo llevo dentro, ¿verdad?”. Eso es Portishead. Cuidado. Duele mucho.

11. Arcade Fire, 17 de julio, FIB (Benicàssim)

Justo tras la actuación de Portishead, el grupo sensación del indie folk épico larger than life, pero más íntimo que el anterior álbum. Nunca tengo suficiente con ellos. Aun así, las canciones que más me llegan son las del Funeral. Y, de todas ellas, el “Crown of Love” batió sobre un terreno ya castigado por Portishead. Sí, lo reconozco, aunque creo que nadie me vio: rompí a llorar como si me fuera la vida en ello. Qué envidia poder pulsar así las emociones ajenas.

12. Aldo Linares, 17 de julio, FIB (Benicàssim)

Cierre de jornada, de fiesta, de festival. Otra noche de no parar de bailar hasta que nos echaron. Otra noche de dormir apenas dos horas. Y aún hubiese seguido bailando hasta el día del juicio final.

13. Standstill, 21 de julio, Festival Pròxims, Poble Espanyol (Barcelona)

Un minifestival de grupos del ámbito catalán al precio de un par de cervezas. Standstill, una banda que me había cautivado en la exposición Genus Locii. La contundencia al servicio de la lírica agridulce que retrata la confusión del hombre moderno. Siempre va bien que te recuerden que se puede trazar un plan para escapar hacia delante.

14. Anna Calvi, 16 de septiembre, sala KGB (Barcelona)

Menuda, tímida, virtuosa con las seis cuerdas y todo un vendaval de emociones turbulentas. Aún le falta desmarcarse de todas las comparaciones que le hacen, pero poco le falta; un segundo disco e insistir en esa voz (metafóricamente hablando) personal.

15. Bonnie “Prince” Billy, 27 de octubre, Casino de l’Aliança del Poble Nou (Barcelona)

“I See a Darkness”. Léase “Crown of Love” o “Threads” en folk. Únase a la belleza de la sala, la acústica perfecta, la complicidad establecida entre Will Oldham y el público. Tremenda.

16. St Vincent, 25 de noviembre, Primavera Club, Casino de l’Aliança del Poble Nou (Barcelona)

Otra furia de los elementos desatada, tan virtuosa como Anna Calvi, pero de mayor originalidad y registro musical. Abrumadora, arrebatadora, hipnótica y brutal.

17. Superchunk, 26 de noviembre, Primavera Club, sala Apolo (Barcelona)

Otros a los que no conocía y con los que, sin saber cómo, los vi en tercera fila, saltando y coreando el estribillo de este “Slack Motherfucker”. En contraposición a las canciones tortuosas de las entradas anteriores, nada como una descarga eléctrica, un mensaje claro, directo, y toneladas de diversión. Vídeo del año anterior, sorry.

A ver qué momentos mágicos depara este 2012. Antes de que se acabe el mundo, claro; mientras pueda postearlo…

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

4 comentarios en “2011 en momentos mágicos”

    1. Doncs jo no el canviava per res del món, i menys tenint en compte que va a començar a funcionar el tema passi de premsa… ^_^

      A veure què dóna de sí el 2012: de moment, dEUS i Simple Minds (sí, de debò, aquest cop sí) s’han guanyat els seus moments màgics. I m’imagino que M83 també l’aconseguirà.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s