Post de jornada electoral: Traficantes de información, de Pascual Serrano; política de titulares y política a pie de calle

Si hoy le echáis un vistazo a la portada de El Periódico de Catalunya me veréis sentado entre Joan Coscubiela y Josep Antoni Duran i Lleida. Todo gracias a una iniciativa del rotativo barcelonés para publicar en la jornada electoral: organizar una reunión informal entre los cinco cabezas de cartel de la demarcación de Barcelona y diez suscriptores del diario.

También una idea muy loable para bajar a los políticos del pedestal mediático y acercárnoslos a los ciudadanos, para que podamos departir un rato con ellos; para constatar de son de carne y hueso, y ver cómo se comportan en las distancias cortas, para constatar la diferencia entre la imagen pública proyectada y la personalidad real de cada uno. Incidentalmente, porque la idea previa era que les planteásemos nuestras dudas sobre sus propuestas electorales, este fue uno de los temas de lo que más se habló entre políticos y lectores: la transmisión de la información a través de los canales (centrándose, ellos, en los habituales; poco o nada se habló de las redes sociales).

Un eslogan del 15-M

Durante la charla común, creo que todos los lectores coincidimos en transmitirles la misma idea: Pedirles que se concentren en discutir las ideas y se dejen de trifulcas, de crispación, de descalificaciones. Aquí fue donde afloraron sus quejas (“Los medios se quedan con la anécdota, el titular, manipulan para atraer la atención” que, para vuestro humilde Aprendiz, sonaban a media verdad, que no es más que una forma apenas más sutil de mentir. No, lo siento, no ha sido una campaña electoral larga a causa del anuncio de José Luis Rodríguez Zapatero antes de la convocatoria, mi querido Jorge Fernández Díaz: la precampaña ha empezado en estas últimas legislaturas desde el mismo momento en que el gobierno se constituye, al más puro y mejor estilo crispación Aznar, o “váyase, señor González”. Y aunque el Partido Popular haya sido el primero y el alumno más aplicado en esta táctica, bueno, el resto de partidos tampoco se queda muy rezagad0.)

Y esto surgió porque nos quedamos (gratamente, por mi parte) sorprendidos de ver la cordialidad y hasta el cariño que parecen profesarse los candidatos. Ver a Alfred Bosch y a Jorge Fernández Díaz acudir al corro de lectores abrazados, y declarar que se llevan muy bien en lo personal, a pesar de estar en las antípodas ideológicas; y que confiesen que esa es la actitud habitual entre los miembros del Congreso… mientras, por otra parte, se crispa a la ciudadanía y se les pide tomar partido visceral (o como nos dijo ayer Joan Coscubiela, alentar la política que golpea el hígado, en vez de dirigirse a la cabeza y el corazón), apunta a una palabra, a un concepto por desgracia muy habitual en la política de hoy en día:

Irresponsabilidad.

Porque esa cordialidad es la que debería llegarnos. Porque ayudaría a transmitir la idea de la belleza de la política: la discusión de ideas para ejercer el gobierno al servicio, siempre al servicio, de los ciudadanos. Y porque atizarse verbalmente para conseguir crispar a los ciudadanos, para que estos tomen posturas cada vez más radicales que aprovecharán para esgrimir como argumentos que, a su vez, retroalimentarán la crispación y consolidarán para cada opción una base fiel, y radical, de votantes, no es más que eso: un acto de irresponsabilidad vergonzosa y denigrante.

Después que no se extrañen que alguien les diga que, entre la crisis y la sensación de ahogo ideológico e intelectual, y ante las actitudes revanchistas y señoritistas de la derecha que viene (sí, estoy pensando en Esperanza Aguirre, José María Aznar y camarilla), este Aprendiz vea todo perdido y sin solución y no tenga más que ganas de largarme del país.

Coscubiela y Duran i Lleida me animaron a quedarme y a luchar. Y se lo agradezco. Pero una imagen me viene siempre a la cabeza: esa pensionista de mi pueblo que rebuscaba comida en la basura porque no llega a fin de mes. Y se nos pide a nosotros el esfuerzo. Pues, si como dice Carme Chacón, hace falta justicia social, hasta que esa imagen no desaparezca de nuestras calles, en este país no habrá ni justicia social ni leches. En el país del récord de facturación de Movistar cuyo anuncio vino seguido de un plan de regulación de empleo. La España del Lazarillo de Tormes, oigan.

La pregunta que se deriva, entonces, es: Estimados representantes políticos, ¿sabéis realmente cómo vivimos, cómo sufrimos los ciudadanos de este país? En conciencia, ¿vuestras propuestas conseguiran que se borre esa imagen?

Pero me estoy desviando del hilo argumental con el que había arrancado: La imagen de la política a través de los medios. A pesar de la anécdota que planteé en la mesa, si los candidatos de ICV i CiU habían visto el último Polònia, y que Duran i Lleida reconociese que no le hace mucha gracia el programa (“de vegades són massa paròdics i fan dels personatges caricatures”, aunque también los hace más cercanos y ayuda a desactivar la crispación), el candidato convergent se quejaba de que, en ocasiones, tenía que morderse la lengua para evitar contestar declaraciones ofensivas no fuese a salir de su respuesta algún titular jugoso. Estaría bien escamado del revuelo armado sobre sus críticas al PER y de la privacidad de sus ideas para no perjudicar su campaña (a pesar de que algunas se le “escapan”). Y si bien, como decía antes, y por mucho que intenten escurrir el bulto por la manipulación mediática, ¿quién negará, desde el punto de vista de la ciudadanía, la receptora de la información, que las declaraciones polémicas entran dentro de la estrategía de acoso y derribo del adversario?

Pero para ver su punto… Coscubiela, cuando aún estábamos esperando a Chacón y Duran i Lleida, dijo que ellos (ICV) no “tienen” ningún medio de comunicación, no como los demás partidos. Después rectificó y dijo “vale, sí, puede que uno”. ¡Ah, maravillosa ironía! La afinidad ideológica de los medios de comunicación.

¿Ideológica?

Y aquí es cuando se justifica el título del post. Gracias a la recomendación de Juanma Santiago me hice con una copia del ensayo periodístico Traficantes de información, de Pascual Serrano, un análisis de las grandes empresas de comunicación del país, partiendo de una breve cronología para investigar esa información opaca que no llega a los lectores: Quiénes son los propietarios, quiénes los dueños de las acciones, y qué intereses económicos, por tanto, rige cada uno de los grupos.

La conclusión es descorazonadora. Y no tanto porque no lo supiéramos, sino porque, cuando te señalan cuáles son los verdaderos intereses y los ves en su cruda aplicación, no sólo abandonas para siempre el mito de la imparcialidad, sino incluso la esperanza de que las ideas puedan prevalecer, en algún momento, sobre el dinero.

Hacen bien nuestros políticos en quejarse de los medios de comunicación privados de nuestro país. Harían bien en legislar para garantizarnos a los ciudadanos un espacio de libertad, de libre información y de realización intelectual.

Una vez recomendada la lectura, y hecha la pequeña… eh… Jo, si habéis llegado hasta aquí, gracias por aguantar el rollo que os he tirado… Pues eso, hecha la reflexión, id a votad (o no) en consecuencia. Por mi parte, lamentar que el encuentro de ayer fuese tan corto y tan marcado por la apretada agenda de los candidatos y de los medios de comunicación. Mucha foto para un encuentro demasiado breve. Y animar, tanto a los medios como a los políticos, a acercarse a la ciudadanía. Aunque os parezca que lo hagáis, yo creo que vosotros no habéis visto a la pensionista rebuscando en la basura. Pensad en ello.

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

1 comentario en “Post de jornada electoral: Traficantes de información, de Pascual Serrano; política de titulares y política a pie de calle”

  1. ¿Has tenido a Duran Lleida al lado y no le has hecho lo que él está haciéndole al país? Te puede el talante… 😉

    Qué majo Coscu. De verdad que me parece el gran hallazgo de esta campaña electoral.

    Supongo que solo cuentas lo que se puede contar “a micrófono abierto”. Ya quedaremos pa que me cuentes maldades. 😛

    En cuanto a si los políticos se llevan bien o mal fuera de cámara, es cosa sabida que Ruiz-Gallardón y Leguina eran muy, muy amigos, y eso se notaba en los plenos, cuando Leguina era presidente de la Comunidad de Madrid y Gallardón era el niñato prepotente que nadie se imaginaba que iba a estar ocho años de presi y nueve más de alcalde. Aquel buen rollo se notaba, porque aparte de que los debates eran inteligentes (¿quién podría hoy, en cualquier parlamento de cualquier parte del mundo, discutir sobre endeudamiento público utilizando símiles con la música clásica, en plan “Porque lo que usted pretende es como una ópera de Wagner, y en realidad Madrid necesita una cantata de Bach”?), eran ponderados y de guante blanco. Eso ya no se ve en ninguna parte. Nos hemos “norificado” o “tomatizado”.

    El libro de Pascual Serrano es una puta pesadilla para cualquiera que desee estar bien informado, porque queda claro que… nadie está bien informado. El ejemplo que pone al principio es bien elocuente: ¿cuántas noticias sobre pufos de El Corte Inglés o el Banco de Santander vas a leer a lo largo de tu vida? Ninguna, ¿verdad? Pues eso NO quiere decir que no los tengan, sino que NO se puede hablar de ellos. Obligatorio, de verdad, ahora más que nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s