Forever Young, producida por El Tricicle

El martes pasado aprovechamos el regalo club Tr3sC para ir al teatro (otra de las pasiones de este Eterno Aprendiz). Escogimos Forever Young, aunque por aquí no seamos mucho de musicales. A su favor contaba con que era una retrospectiva de la música popular contemporánea, y el hecho de que fuese una comedia.

En contra: la idea (o prejuicio) de que en los musicales se potencia, incluso de manera forzosa, los números musicales en detrimento de la historia. Prejuicio, evidentemente: pocas películas hay más emotivas de West Side Story o Cabaret, por citar dos de las más conocidas y emocionantes. Pero me da cierto miedo en un escenario. Y, bueno, no iba tan desencaminado. Porque, reconozcámoslo, Forever Young no es una obra excepcional: está pensada para un público determinado, al que se le plantea unas expectativas que cumple a la perfección y gratifica al asistente. Simple y llanamente; y, oye, es un objetivo muy, pero que muy respetable. Se plantea de forma honrada y no defrauda.

Así que se puede ir y disfrutar plenamente de una hora y tres cuartos de comedia amable con gotas de melodrama tierno, que lo merece.

Pero…

Pero (y no es que dejase de disfrutar) no deja de, a nivel particular, molesetarme un planteamiento así. Porque sobre el escenario se pone juego una manipulación sentimental tirando a descarada. Cinco ancianos en una residencia del año 2050, nuestros yoes en el futuro (obvio), con sueños truncados y ya irrealizables (evidentemente; todos vamos a pasar por ahí, en mayor o menor medida), que ante la infantilización a la que los somete la enfermera se rebelarán, recordando viejos (estos nuestros) tiempos, interpretando canciones que apelan a nuestra memoria más o menos reciente (¡qué mejor instrumento que la música para reforzar el recuerdo, la nostalgia…). Todo el planteamiento es tan rematadamente obvio…

Que funciona. Y a quien ama tanto la música pues no le tocará otra que enfurruñarse y quejarse, con la boca pequeña y en el blog, pero tendrá que reconocer que se partió la caja, que silbó, batió palmas y lloró como una puñetera magdalena ante los giros, las situaciones y la soberbia interpretación que vio sobre el escenario. Porque no por obvio la obra va a funcionar por sí sola.

Así que, a medida que se iban cumpliendo las expectativas (vale, hay giros, pero aun estos mantienen una lógica y una coherencia irrefutables) y se iban desgranando las canciones (que podéis escuchar por orden de aparición, menos el extracto del “Drive my Car” de The Beatles, aquí) que enfatizaban los temas de la obra (las ilusiones rotas, el amor tranquilo, la amargura de la impotencia, la resignación), todo eso de lo que me he quejado hace unos párrafos quedó en el plano de la insignificancia cuando las sensaciones y los sentimientos pasaban a primer plano. Actuación y escenografía absolutamente irreprochables. Es más, cabe destacar números absolutamente escalofriantes, como cuando María (María Adánez) desgarra el “Smells Like Teen Spirit” (gallina de piel, hoygan); momentos como este en los que se pone en manifiesto la crueldad de una sociedad que aparta a los que no son guapos y triunfales al baúl de los muñecos rotos y que transitan por una fina línea que podría haber caído con mucha facilidad en el dramón lacrimógeno à la Lars von Trier.

En definitiva: Seguro que soy yo el único que se ha quejado. Vosotros podéis ir y disfrutar, porque lo vais a disfrutar. Palabra.

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

2 comentarios en “Forever Young, producida por El Tricicle”

  1. Después de leerte creo que si, que lo disfrutaría, aunque sea una obra obvia…a veces ir a un acto ocioso solo ha dejarse llevar y disfrutar se agradece 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s