Primavera en el Primavera #ps11 (y 5)

Domingo, 28 de mayo. Me hubiese encantado haberme acercado a la Primavera a la Ciutat, o Primavera al Parc: vamos, ver unos cuantos grupos tocando gratuitamente en la plaça Joan Miró Parc Central del Poblenou, pero claro, acostándose uno a las tantas y pico y viviendo en Cerdanyola me perdí la oportunidad de resacirme de algunos de los descartes que la oferta (ocho escenarios, ¡de locura!) del Fòrum te obliga a hacer. Bastante tiempo le había rascado ya al sueño.

La Alegre Compañía quedó reducida a Dúo Incombustible (o #jóvenesdecorazón) que subió a Montjuïc una típica tarde primaveral, soleada y agradable.

El cansancio hizo mella en el público: de un Poble Espanyol a reventar el miércoles pasamos a una asistencia tardía (el reclamo era Mercury Rev, no nos engañemos: enseguida comento) y un ambiente relajado, de pícnic dominguero, con su cervecita, su mojito, sus bocadillos, sentados en el suelo o en las terrazas, relax total tras cuatro días de festival y dos semanas de actos paralelos en la ciudad. Un merecido premio.

Anna y yo, aprovechando la coyuntura, tomamos posición en primera fila y de ahí no nos sacó nadie. ¿Para qué estar vadeando cabezones, cuando puedes disfrutar de una visión de cámara de DVD? Pues eso.

El primer grupo que vimos fue My Teenage Stride. Divertidos, con cierto desparpajo y amateurismo que los hace encantadores, aunque tampoco dejaron mucho poso. Sonido ochentero, guitarras a lo Smiths, una cuerda rota por medio, una guitarra tomada prestada de los Mercury Rev, y buen rollito al final.

Aunque para buen rollito el de los escoceses BMX Bandits. Douglas T. Stewart salió con americana magenta de rayas finas blancas, camiseta de los Muppets, manzana y té en ristre, y si bien las primeras canciones arrancaban sonrisas luminosas, el ambiente se impregnó de melaza rápidamente. Aparte del sonido… ¿sabéis el del grupo de la fiesta mayor del pueblo, ese que tiene un técnico de sonido brutal pero que programan en el baile infantil? Pues eso. Llegué a agobiarme con tanto love y tanto BMX Bandits in Space!!! (si no publicitó veinte veces su nuevo disco, de título tan cienciaficcionero, no lo hizo ninguna vez).

Y ya con el sol puesto, los tramoyistas llenaron el escenario de velitas, humo, penumbra azul. La melaza dejó paso a otro ambiente, uno más mágico. A nuestro lado se situaron unas fans del grupo que me hicieron elevar las expectativas…

… que un grupo como Mercury Rev, que, sinceramente, apenas había escuchado, colmaron con creces. Canciones ampulosas sin llegar a ser pomposas, una consistencia sónica apabullante, y un David Baker en estado de gracia. Bueno, por decirlo de alguna forma; aunque me recordaba más bien a un House hasta las cejas de vicodina y LSD. La botella de tinto que se pimpló en el escenario en-te-ri-ta igual tuvo algo que ver. Sin llegar a alcanzar la intensidad de unos Arcade Fire, su música tiene mucho de onírico y de comunión. Quiero decir, no nos pusimos a botar como en un “No Cars Go”, pero si a quedarnos boquiabiertos y a despejar cualquier atisbo de sueño. “Goddess on a Hiway” siguió resonando dentro del cráneo mientras bajábamos por la avinguda de l’Exposició, tomábamos una última cerveza, huía del Poble Sec antes de que los fans de la Shakira saliesen en tromba del estadio Lluís Companys (¡gracias, Shakira, por retrasarte! Me salvaste la vuelta a casa) y ya en casa hasta muy avanzada la madrugada.

Como comenté en el primer post de la serie, eché de menos grupos que me sorprendiesen o me cautivasen; por otra parte, entre la música y, sobre todo, la grata compañía de los amigos con los que compartimos conciertos, cervezas, o incluso breves encuentros (Silvia, Carlos, el año que viene tenemos que quedar en firme), fue un fin de semana inolvidable.

Y los que quedan por venir 🙂

 

 

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

4 comentarios en “Primavera en el Primavera #ps11 (y 5)”

  1. A mí me encantó el concierto de Mercury Rev, y tienes razón en que las canciones son muy envolventes. El día anterior en el auditori no fue nada House, más bien era como una especie de gurú llevando a la gente a un trance colectivo. 😀

    ¡¡Tenemos cita en agosto!! ¿Algún concierto entre el 17 y el 24?

  2. Lo de House es, por cierto, por sus rasgos faciales: cara alargada, ojos azules saltones, barba… ¡y una cara de loco que espanta!, pero de esos locos que te fascinan.

    Yo tengo Carlos Núñez el 16 de agosto en Calella de Palafrugell; lo que no sé por dónde andaré esos días… Bueno, el 24 sí: currando 😦

  3. La sessió del diumenge va ser un premi…merescudíssim. El duo lalalá ens ho havíem guanyat a pols!
    I no, no esperava tant de Mercury Rev (malgrat els comentaris elogiosos dels que els van veure el dia anterior) . Excel•lent fi de festa.

    1. I com sempre em deixo coses al tinter: la versió de “Solsbury Hill” que van fer va quedar gravat a la memòria gairebé com el “Common People” del divendres. Moment #yamepuedomorirtranquilo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s