Jornada de reflexión: mi reflexión sobre #spanishrevolution y su influencia en la jornada electoral

A nadie le pilla de nuevas que uno de los comentarios que circulan en la opinión pública es que las acampadas, levantadas espontáneamente en muchas ciudades españolas, favorecerán más aún si cabe el desplome del PSOE (y sus federaciones, como el PSC en Cataluña) en las elecciones autonómicas y municipales que se celebran mañana.

Digámoslo bien claro: en ese berenjenal se ha metido el PSOE él solito. Aun a pesar de la dureza de la crisis económica. No se puede negar que su gestión, en ese aspecto, ha basculado entre la negación del problema y la sumisión a las directrices del mercado exigidas por ese sicario llamado Unión Europea (triste espectro de lo que un día fue el sueño de una auténtica unión de los pueblos europeos).

Y no tiene pinta de que nada ni nadie los pueda salvar.

Aun así, se discute de la conveniencia de que las acampadas se celebren justo ahora, pues podrían restarle más votos todavía al principal partido de la “izquierda”.

Debatamos este punto. Partamos de la hipótesis, así a muy grosso modo (tengamos esto siempre presente) de que el votante de derechas es un votante muy fiel. El PP tiene una base de ¿diez, doce millones? de votantes que se ha mantenido estable aun a pesar de la patochada de José María Aznar y Ángel Acebes con el 11M. Parecen o cómodos con el discurso tremendamente populista o, como sería más lógico pensar, la política conservadora les es más beneficiosa.

Aparte del votante fiel por cuestiones económicas o de clase, cabe mencionar el no exiguo apoyo de clases humildes, sobre todo en entorno rurales (donde tendríamos que remontarnos a la evolución económica del campo español desde el siglo XIX, los fracasos de las diversas reformas en tiempos de Isabel II, las Repúblicas, etc.), y que tendrían su razón de ser en el discurso populista. Porque, ahora mismo, no se me ocurre qué beneficios pueden obtener de los seguros recortes en servicios sociales ni de las reformas laborales que recortan sus derechos. Por la radicalidad del debate, que exacerba miedos latentes y poco racionales, este electorado también se mantiene fiel.

Quedaría, pues, un sector, que a tenor de los resultados de las últimas elecciones no parece muy numeroso, cuyo apoyo se pueda deber a cuestiones más coyunturales. Digamos que pueden ser profesionales, aunque el sector de los autónomos tampoco parece haber quedado muy bien parado en las anteriores legislaturas del PP. Ni en las del PSOE.

Si miramos al votante de izquierdas, siempre decimos de él que es el que más fácilmente se desanima, porque, digámoslo también claro, el ideario de izquierdas del PSOE casi siempre acaba relegado por mor de un gobierno más “pragmático”, palabra que, en sus manos, se convierte en un eufemismo de política económica de mercado, y una pátina de progresismo en las políticas sociales. Políticas que no dudan en sacrificar a las primeras de cambio cuando Angela Merkel te señala como un país derrochador y poco amable con el empresariado.

Los votantes de izquierda tenemos todos los motivos del mundo para votar otra opción que no sea el PSOE. Y eso iba a ser así, con o sin acampadas. ¿Estas van a hacer que la debacle socialista sea más pronunciada? Puede ser; pero, sin lugar a dudas, no salir a manifestarse no iba a salvarles el pellejo, y nosotros seguiríamos en nuestros quehaceres tragando la rabia y la frustración de una situación política y económica que nos tiene bien jodidos.

¿Cuál será el futuro de ese movimiento que ha despertado esta última semana? Pensar que conseguirán sus objetivos será utópico, sí; pero, como decía un ciudadano que pasaba esta mañana por Sol, “es el germen de algo; no sé de qué, pero es el germen.” Ilusionémonos, salgamos a la calle y, por lo menos, digamos la nuestra, independientemente de nuestra ideología. Es lo menos que nos merecemos.

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

3 comentarios en “Jornada de reflexión: mi reflexión sobre #spanishrevolution y su influencia en la jornada electoral”

  1. Totalment d’acord.

    Per fi la gent deixa clar que està farta de campanyes tipus “ que viene el lobo. Si no nos votas…”
    Bé, per fi la gent està deixant clar que n’està farta i punt.
    No, no sabem cap a on portarà tot això i si arribarà a quallar o a desembocar en alguna cosa tangible. Però ja ha valgut la pena. Feia temps que no veia a tanta gent interessada i mobilitzada per la política.
    I el diumenge a votar. Cadascú el que vulgui i cregui que ha de votar, però a fer-ho.

  2. Hola,

    No entiendo de criterios sectoriales de votación, pero en mis 21 años sin votar (porque no quiero), y en la medida de a donde puede llegar el sondeo individual y cara a cara sin que el encuestado se ofenda , NADIE de los encuestados (vale, sí no serán más de 60) ha leido NUNCA un programa electoral .
    A lo mejor por eso,cuando te pones a verlos, son una sarta de vaguedades y sandeces.Porque saben que nadie los lee, y que se vota un poco por querencia y por haber sido lo que sea ” de toda la vida”. No tengo claro que votar haya servido para algo hoy.Como en los anteriores 21 años, si vamos a ello.

    En fin, noticias :la comisión jurídica de bcn está elaborado un propuesta formal de modificación de la Ley electoral. Ya sé que me dirás que no es lo tuyo, pero a mi no me la das: las ideas sí que lo son (yes, i’m recruiting).

    Si quieres, estamos en juridica.acampadabcn@gmail.com

    Saludos,
    Susana

    1. Jajaja, ahora ya sé por qué no viniste al club de lectura el miércoles 🙂

      No, no es lo mío; pero qué demonios, mío es el derecho a participar, ya sea votando a quien considere apto, cómo ayer, como al menor de los males; o a proponer cambios porque nadie me va a hacer callar. Aunque ya sabes que a mí se me da mejor la física qué las leyes. Así que si se me ocurre algo que merezca la pena, os lo enviaré.

      Y sí, yo he llegado a leerme programas electorales 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s