Píldoras del 2010

¡Cómo nos gusta hacer balances cuando llegan estas fechas! A apenas unas horas de fin de año, el mío va a ser bastante escueto.

¡Que te den, 2010!

Por desgracia, tampoco es que el 2011 pinte muy bien.  Aún tenemos que acabar de sufrir en nuestras carnes las consecuencias de los recortes de derechos laborales, y los de unas administraciones con los presupuestos ajustados al máximo y con una deuda sustancial. Y a estas, los bancos no las van a rescatar.

Por otra parte, es muy fácil sentarse ante un teclado (el equivalente tecnológico de acodarse en la barra del bar) y hablar de lo mal que está el país. De esas conversaciones ya habréis sufrido todos durante las comidas de Navidad, en el trabajo y con la familia.

Evidentemente, caer en la simplificación es fácil (y tentador) (y todos lo habremos hecho también en dichas comidas, para qué nos vamos a engañar). Y hacer un análisis más o menos detallado se escapa, tanto de la extensión de este blog como de mis capacidades. Y de las de casi cualquiera, me atrevería a decir. Pero no voy a negar que, como para muchos, este 2010 me ha dejado particularmente inquieto. Sólo hay que hacer un breve repaso a algunos de los titulares para percatarse que ha sido verdaderamente un annus horribilis. Ejemplos los hay a espuertas:

  • Recortes de los sueldos de los funcionarios;
  • Aumento de la edad de jubilación;
  • Rescate de los bancos;
  • Huelga general;
  • Culebrón de la sentencia del Estatut y reacción pidiendo la independència;
  • Tramas Gürtel y Malaya; y, sin embargo, aquí no ha pasado nada;
  • 20% de paro;
  • Acoso a Julian Assange y caso Wikileaks;
  • Acoso a Baltasar Garzón;
  • Huelga salvaje de los controladores y posterior militarización;
  • Ridículo con la ley Sinde;
  • Y, vale, bueno, la selección española ganó el mundial de fútbol de Sudáfrica; pero nos trajeron las vuvuzelas.

Esto es lo que recuerdo así, a bote pronto. Pero aparte de los titulares, me ha desasosegado más otras cuestiones relacionadas. Pero antes, dejadme hacer un paréntesis.

¿Cómo iba esto de la teoría de la comunicación? Los elementos que intervienen son:

  • El mensaje;
  • El emisor;
  • El medio;
  • El receptor;
  • Y el ruido, que contrarresta el mensaje a través del medio establecido entre el emisor y el receptor.

De un tiempo a esta parte, en el proceso de la comunicación, veo:

  • Una acusada degradación de los emisores: ¿Qué opinión nos merece hoy en día la clase política? ¿Y la empresarial? La sindical también está bajo mínimos. Es sintomático que, en nuestra sociedad, los agentes que marcan tendencias sean los deportistas… y Belén Esteban (y similares);
  • Pero el punto que más me preocupa (y que, vale, tampoco es nuevo; pero lo de este año ha sido taaan descarado) es el clientelismo del medio. Añadido al esperpento cavernario del conglomerado Intereconomía y aledaños, favorecidos por el reparto de frecuencias de esa mierda que ha venido a ser la TDT en España, está el cada vez más estrecho abanico de opiniones que supone la fusión de las cadenas, la cancelación de CNN+ (víctima de la búsqueda de una mayor rentabilidad, ni más ni menos), y la falta de pluralidad. Porque básicamente podemos alinear a casi todos los medios entre PP y PSOE, con reductos CiU y PNV. ¿Independientes? ¿Ligados a otros partidos? Quizá Público y para de contar. En el caso de los controladores, por muy bien ganada que tuviesen las represalias, que se canalizase la ira a través de “supuestas noticias” (ver la entrada anterior) ha sido terriblemente descarado. ¿Y de qué otras manipulaciones no me habré dado cuenta porque estaba de acuerdo… o el emisor, a través del medio, me ha nublado cualquier posibilidad de duda?
  • Ah, pero ahí también contamos nosotros, los receptores. ¿Analizamos la información? ¿La buscamos, o dejamos que nos llegue mascada; es decir, adulterada tanto por las falta de fidelidad y la excesiva simplificación del emisor, como por la posible manipulación del medio? No es que el receptor, en principio, tenga que formar parte activa del proceso, pero si tenemos dudas sobre el papel de los dos agentes anteriores, algo habrá que hacer.
  • Y llegamos al ruido. Esta entrada, por ejemplo, es ruido. Bastante información superflua hay en la red como para que vosotros os hayáis preocupado en llegar a este punto. Se dice que el exceso de información está sobresaturando a los ciudadanos. Una excusa que utilizan los medios tradicionales, por cierto, para menospreciar la labor de blogueros que reclaman el valor de su punto de vista. Sin embargo, ante la reducción y homogeneización de dichos medios, si la prensa tradicional (entendida como prensa escrita, radio y TV) no la cubre, ¿no es lógico suplirla a través de este medio, rápido, asequible, barato (aunque menos que en el resto de Europa)?

Pues aquí mi propósito y mis deseos para el 2011: seamos un ruido que module el mensaje y lo exponga desnudo ante el receptor. No nos dejemos tomar el pelo. Tomemos las riendas y seamos activos. ¿Cómo? Dejemos de ser unos zopencos y pongamos en marcha nuestras neuronas. Aquí hay una pequeña lista para comenzar:

Y cientos más por ahí. ¡Y lean, por lo que más quieran, lean libros de verdad, y no las chuminadas de Boccia, Coelho y Brown! (No, no me vale el argumento de “por lo menos animan a leer”. Animan a que te coman el coco con gilipolleces New Age. Y Brown… Bueno, ese es malo de cojones.)

¡Feliz 2011! ¡Que no tengamos que mandarlo a tomar por ahí como el 2010!

 

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s