No surprises

Hace unos días compré el documental Meeting People Is Easy, del cual había visto un fragmento en el programa Sputnik del Canal 33 un par de meses atrás. Hasta ayer no había tenido la ocasión de ponerlo en el reproductor, y ha sido sólo entonces cuando me he dado cuenta de que el DVD no tiene subtítulos. Seguro que en YouTube los encuentro (el documental está subido íntegramente; no os lo voy a enlazar aquí porque está apenas a dos clicks de distancia).

En otras circunstancias (sentado, con buenos auriculares) este hecho sólo habría sido un pequeño inconveniente (tanto ver series en V.O. da sus frutos); pero la dispersión del sonido ambiente (ese 5.1 del demonio que enmascaraba las declaraciones de la banda) y los ruidos propios de un piso a las ocho de la tarde me he tenido que contentar con ver a Yorke y los suyos deambulando por la pantalla, y echarle imaginación a las conversaciones que se intuían.

Me ha impactado, que no asombrado, ver a un Thom Yorke reservado, huraño, esquivo hasta con sus compañeros, solo en medio de las multitudes. La primera opción sería achacarlo a un delirio de fama, o quizá las tomas se planificaron de esa forma, pero del documental se desprende la impresión de que el cantante realmente acaba agobiado con las situaciones que se le presentan durante la gira, y que donde le gustaría estar es en un lugar solitario… o dentro de su cabeza, que es donde parece que se recluye en cuanto puede. Es significativa la secuencia donde se ve a Yorke dando vueltas solo en una habitación mientras una fiesta multitudinaria se desarrolla en el piso de abajo.

Claro, viniendo del creador de letras como “Paranoid Android”, “No Surprises” o “Creep” no le extrañará a nadie. La alegría de la fiesta, sin lugar a dudas. ¿Quién querría salir de copas con él?

Y sin embargo he simpatizado, he empatizado con él. Nadie le pide que salga de gira si no quiere verse en esas situaciones inherentes al mundo de la música rock; pero ¿qué sensación puede superar a la de cantar tus inquietudes, tu pensamiento a un público por otra parte ávido de ellas? Debe ser irresistible; debe compensar.

Pero ¿es necesario llegar a ese punto para crear una obra como OK Computer? ¿Es necesario ser introspectivo, ser neurótico, sufrir? ¿No puede el artista ser una persona corriente?

Quizá. También es cierto que hace tiempo que no actualizo el blog. Falta de tiempo, sí; y la procrastinación, que causa estragos. Pero también me da la sensación de que he perdido algo, una especie de empatía respecto a los conceptos más “trágicos”, como si dijéramos: a las situaciones desfavorables, a la melancolía, a la tristeza, al sufrimiento, a todo aquello que motiva a los personajes de ficción a luchar por un objetivo: la tensión dramática. ¿Con qué se combate eso? Sin lugar a dudas, la experiencia es necesaria para cualquiera que quiera desarrollar una obra; imaginación, qué duda cabe. Y mucho trabajo.

¿A qué viene todo esto? Absolutamente a nada: sólo quería plasmar lo bien que me cae Thom Yorke, hacer hincapié (por cierto) en la voz tan bonita que tiene, y actualizar el blog aunque sea con un sinsentido. Aunque sea para calentar  motores. Porque allá vamos.

(Dos días seguidos con el OK Computer a machamartillo. That can’t be good.)

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

4 comentarios en “No surprises”

  1. “No surprises”…no puc veure el vídeo sense literalment ofegar-me… (de fet vaig veure un documental on s’explicava el procés de gravació del videoclip. Una mica obsessiu el Yorke, no? )I només conec l’OK computer de Radiohead… Però és el disc, no? Té un nosequé que fa que no puguis deixar d’escoltar-lo. (de totes maneres, 2 dies escoltant això… vigila quan t’apropis a les vies del tres…NO SALTIS!)

    No, no me n’aniria de copes amb el Yorke. Però coincideixo amb tu: es mereix tot el meu respecte com a artista.

  2. Anna, aquest documental que comentes és el mateix que m’he comprat, i que està pujat sencer, senceritu, al YouTube. I sí que és obsessiu l’home, sí.

    Curiositat: es veu que la gira de l’OK Computer la van començar a Barcelona. Millor que els U2, encara 🙂

    T’he de passar tota la discografia. El Kid A és espectacular, com espectacular és el canvi de registre. El Thom Yorke afegeix un munt de capes electròniques per amagar la seva veu que, insisteixo, no només és preciosa sinò que et transmet tant…

    No, a les vies del tren hi llençaré als capullus que s’aturen al començament de l’andana quan veuen que el tren que surt (el meu) no és el que els interessa. Grrr.

  3. Estic per mirar-lo. Aquest Thom Yorke es el tipus de persona que m’imaginava darrere les seves cançons. A mi si que m’agradaria anar amb ell a prendre algunes copes, jo ja en tindria prou amb observar-lo.
    Estic contenta de que realment existeixi la persona que explica aquestes cançons. crec que el seu cap no es tan diferent del meu. Em sembla una persona realment interessant.

    1. A mi, la veritat, és que em produeix una enveja que et mors 🙂 Escriure com ell o com Jarvis Cocker, que connecten tant bé amb les pors i les desesperacions, i ho fan embolcallant-lo amb una música que accentua el contingut, és un dels meus somnis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s