Primavera en el Primavera (4)

Viernes. Por mucho que quisiera haber visto a Owen Pallett en el Auditori del Fòrum, ese día tenía un par de problemas que, lamentablemente, me lo impidieron: trabajar por la mañana y esa fea costumbre de querer comer al mediodía. Así que llegué justo a tiempo para ver a The New Pornographers. No tienen la épica de Arcade Fire ni la lírica de The Decemberists, pero dieron un concierto la mar de apañao, que no es poca cosa. El escenario San Miguel, a reventar. Un viernes, a las 18.15, bajo un sol no inclemente, pero bastante puñetero. Nadie dudaba de que esta edición iba a batir récords de asistencia, para lo bueno y para lo malo.

Después del concierto fue el momento de conocer nuevos amigos (hola, Silvia, Dani y Sergio) de manos del incombustible Carlos Risingson, que en estos momentos debe de estar desgastando el último par de shoegazes en el FIB, el muy joío. Cervezas, charla, y primer ataque de ansiedad: ¿qué queríamos ver? ¿Best Coast, Spoon? A mí, qué queréis que os diga, Spoon nunca me han dicho nada. Son buenos, sí; tienen melodías pegadizas, un sonido pulcro… Pero en el escenario Vice actuaban Condo Fucks. ¿Y quiénes son esos? Pues nada más y nada menos que los Yo La Tengo cuando se ponen el mono y entran en el garage rock. Conseguí convencer a Silvia y Dani y allí nos pusimos, en primera fila, viendo a un trío que dio un concierto de una hora, concatenando versiones, con sólo un par de pausas: una para decir: “We are Condo Fucks. Thanks for watching us. We love Barcelona. One-two-three” y rasca-rasca-rasca. Y otra, al final, para decir en castellano: “Ya está”. Como tres tíos son capaces de generar tanto ruido, desprender tanta energía, no hablar con el público y salir vitoreados es un talento al alcance de pocos.

Encantados con el concierto de los de Hoboken, nos unimos a la marea humana que fluía a pegotes por el paseo marítimo hacia el escenario Ray-Ban para ver a dos hermanas disfrazadas estrafalariamente que cantaban tres octavas por encima de los gritos de Björk, acompañadas por una arpista, un par de percusionistas y un rapper. Imágenes surrealistas en la pantalla, ¡con payaso sádico incluido! y, cómo lo describiría, una especie de grandiminimalismo fusión clásica que a mí me fundió. Así que a la tercera canción dejé a las CocoRosie deleitando a sus fans para recuperar fuerzas (por cierto, los tallarines tailandeses han decaído en calidad respecto al año pasado. No los pidáis) y coger sitio para Wilco.

Ah, si la jornada del jueves fue para Pavement. La del viernes habría sido la de Wilco. Si no hubiese sido porque después tomaron el relevo Pixies. A Wilco no los desanimaron ni siquiera los problemas de sonido que apagaron las guitarras en las tres primeras canciones: Jeff Tweedy no se arredró y le propuso al público cantar un par de canciones en formato acústico hasta que los técnicos subsanasen el problema. Puede que los de Chicago estén en una división estratosférica, pero la cercanía y la complicidad con el público fueron la nota dominante de un concierto que, aparte de la avería (que supo volcarla a su favor), sólo cabe calificar de brillante.

Quizá debería haberme quedado a ver a Marc Almond, pero su estilo musical no me llamaba mucho la atención, así que deambulé un poco por el recinto, fui a por una cerveza, me compré una camiseta para combatir el espantoso viento húmedo que me había empapado toda la ropa, y a buscar un sitio relativamente cómodo (sin aprietos, sin pogos, sin fumadores empedernidos a mi alrededor) para Pixies. Y oye, si sus conciertos son para hacer dinero, espero que sean muy, muy codiciosos, para así repetir un concierto inolvidable. Sí, la anécdota fue que Dave Lovering apareció con una camiseta del Real Madrid (“Muy bien, eludiendo el aplauso fácil”, que dijo Carlos); que Frank Black tampoco es que fuese muy dicharachero, y que Kim Deal, relegada a la esquina del escenario, sigue igual de risueña que siempre. Pero la fuerza, ¡ah, amigos!, la fuerza del concierto era de otro mundo. Más giras de reunión, señor Black, más giras.

Después lo único que tenía cabida era una bajona del quince. Pero Yeasayer tienen un segundo disco muy consistente y altamente bailable. Lástima que llegase ya mediada su actuación y anduviese ya cansado. Pero lo que oí prometía horas de diversión en salas más pequeñas.

Y ya nos quedamos en el escenario Vice para ponernos en primera fila, pues Dani es amigo de los Mujeres. Él y la veintena de compañeras de promoción de Audiovisuales que planeaban la invasión del escenario, vigiladas muy de cerca, y con malas pulgas, por los seguratas. La primera cerveza arrojada, antes de empezar el concierto, acertó al guitarra en la espalda (quien localizó al “amigo” que le había lanzado. Ah, con amigos así, ¿quién necesita un publico enloquecido?). La segunda hizo que los seguratas saltasen la valla y fuesen a por el lanzador. Y que Sergio y yo decidiésemos dejar a Dani con sus amigas y con los pogos, y fuésemos a ver a un grupo garajero con carencias vocales (y un sonido bastante deficiente, que al día siguiente mejoró en el escenario Adidas Originals) que, por lo menos, contó con la invasión del escenario de una docena de niñas shoegazeras animando el cotarro.

Y definitivamente fundido esa noche, apagué todas las neuronas menos la dedicada a conducir, y a casa a descansar.

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s