Primavera en el Primavera (2)

Para un servidor, el Primavera Sound empezó el miércoles 26, en uno de los conciertos del Primavera a la Ciutat, iniciativa conjunta de la organización, me imagino que el Ajuntament de Barcelona y los patrocinadores que se apuntasen al carro, y que desde este humilde (y abandonadísimo foro) no cabe más que aplaudir efusivamente. En una frase: conciertos gratuitos o a precios asequibles fuera del recinto del Fòrum, para acercar la música del Primavera al público general.

Ese miércoles, en la sala Apolo, se celebraba el décimo aniversario de Wichita Recordings con un triple concierto: Peggy Sue, First Aid Kit y Los Campesinos! Entrada gratuita para los poseedores del abono. De paso, se aprovechaba para canjear la entrada por la tarjeta-abono y la pulsera para el recinto. Me dije: “Bueno, me acerco antes de que actúe el primer grupo y así tomo posiciones para Los Campesinos!”. Sí, síii… La cola llegaba hasta el Paral·lel. La cola en la que me puse, porque hacia el otro lado, hacia la calle Vila i Vilà, se extendía otra igual de larga. Total, hora y tres cuartos para acceder al Apolo. Por lo menos pude ver a Los Campesinos!

Primera impresión ya en cola: ¡cuánto extranjero! Segunda impresión: el modelo gafapasta inglés es muy diferente del patrio. En chicas: más tirantes, más falda de vuelo, más pelo planchado, menos gafas, menos piercings. En general, más parecido a las chicas de instituto de Buddy Holly o Grease (las modositas, en este caso). En chicos: peinados más clásicos, más casualware, menos piercings también, más glamour. Básicamente, más parecidos a Jarvis Cocker que no a Buenafuente, para entendernos.

Y menos respeto por el espacio personal, también. Qué coñazo, que no me dejaban leer el libro, todo el rato encima, como si así fuese a avanzar la cola más rápido…

El concierto (el único que pude ver): Los Campesinos! venían con un disco (el “segundo”, según ellos; el tercero, para todos los que no nos creímos que We Are Beautiful, We Are Doomed no era un segundo disco sino una recopilación de canciones para los fans -que alguien me explique la diferencia-) con apenas dos meses de vida en el mercado. Menos bullanguero que Hold On Now, Youngster…, más o menos igual de ruidoso y mucho más maduro (y duro, áspero, amargo) en las letras, confirmando la evolución que su segundo disco que no era su segundo disco ya presagiaba.

Con todo, Los Campesinos! siguen siendo una apuesta segura para quien guste de directos enérgicos: son jóvenes, tienen talento, fuerza y, a destacar, mucha furia. Gareth Campesinos! no es, desde luego, una voz portentosa, pero suple sus carencias con creces volcándose en la música. Por otra parte, el ruidismo puede llegar a un punto de saturación, deslustrando el discurso con cierta “monotonía sónica”. La introspección de Romance Is Boring y de las canciones del segundo-disco-que-no-es-segundo-disco desconcierta a quien va a sudar y a bailar canciones tipo “You, Me, Dancing!”. De haber continuado la línea de su debut, quizá ahora mismo estaríamos hablando de una banda con una fórmula (malo) agotada (peor aún) en vez de un grupo que demuestra tener inquietudes, ambición para encajarlas en su sonido folk-punk rabioso y energía suficiente para parar un AVE desbocado a base de decibelios.

Por otra parte, y en cuanto al espectáculo en sí, es evidente la desigual recepción del público entre las canciones con las que deslumbraron en el 2007 y las de We Are Beautiful… y Romance Is Boring. Que prácticamente ninguna canción cuente con un estribillo (no un “estribillo pegadizo”, no; un estribillo. Pensad en ellas, líricamente hablando, más como un cuento corto que como un poema) y una mayor densidad sonora no las hacen tan accesibles a la juerga. Gareth Campesinos! también resulta demasiado introspectivo para un público que agradecería más una mayor complicidad. Al público le gusta que le mientan, que le digan que su ciudad es la mejor, que les pidan palmas, coros… Pero tocar el primer compás de “You, Me, Dancing!” y desatarse el pogo en la pista es todo uno.

La contrapartida es, desafortunadamente, un (y aquí continúo el texto donde, no sé por qué, Blogger se lo cargó en el otro alojamiento) sonido en ocasiones atropellado, ruidoso en exceso, muy poco agradecido para las sutilezas. Ese volumen no le hace bien a la violinista, o a los coros. Y es una pena, porque no por más gritar el mensaje va a pegar con más contundencia. No sé si será aún falta de confianza en sí mismos, a pesar de que la evolución del primer al segundo-falso y segundo-verdadero discos ha sido como pasar de la adolescencia a la edad adulta en un paso. Hablaba en una entrada anterior del horror vacui, y quizá sea cierto.

Con todo, el concierto se desarrolló a un alto nivel de adrenalina, que llegó al paroxismo cuando Gareth, Tom y Ellen bajaron al patio entre el público. Ellen desapareció enseguida (me temo que ahuyentada por el sector masculino), Tom se peleó para poder tocar y Gareth… Ay, Gareth tuvo a un abrazafarolas agarrado a su cuello y gritándole a tiro de boca el estribillo de “Sweet Dreams, Sweet Cheecks”, hasta que Gareth optó por cortar por lo sano y lo dejó boquiabierto (o boquicerrado, más bien) con un beso de tornillo que consiguió callar al borrachuzo. Todo el concierto a un nivel alto, que para algunos podría desembocar en monotonía; o en bajona, en cuanto tocan “You, Me, Dancing!”, para muchos el momento culminante.

A pesar de todo, les auguro un gran futuro si siguen por el camino de la experimentación y la maduración. Hubo un momento para bailarlos, y espero que llegue el momento de disfrutarlos per se.

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s