Lo mejor del año pasado, lo mejor para el año próximo

Quedan apenas unas horitas de 2007. Dentro de un rato iré a casa de mi madre, a cenar en familia y tomar las uvas (y mantener esa linda tradición que tenemos últimamente de ir echando granos de uva en las tarrinas de los asistentes para ponerlos nerviosos minutos antes de las campanadas). Y un rato después, saldremos de fiesta. Adonde siempre, al Cafè Auditori de Sant Cugat: uno de los lugares más cercanos, más baratos (a pesar de la localización), y que cuenta con un techo altísimo que, cuando permitían fumar, me suponía una mínima tabla de salvación. No sabéis lo mal que lo pasa un no fumador en un local pequeño, cerrado y asfixiante. Y a 22 leuros la entrada, como para largarse a las tres de la mañana.

El ambiente es, bueno, entre aburrido y estirado. Y la música… estoy preparando a toda castaña una playlist en mi reproductor de mp3, que llevo escondido debajo de la camiseta, y cuyos auriculares pasan desapercibidos bajo mi melena, porque los Village People ya están más que sobaos en estas fiestas, y porque no soporto a la Paulina Rubio, la Christina Aguilera y todo el petardeo pijo que rechina por los puñeteros altavoces. Lo mío es música de verdad. Algún día apartaré a los DJs a cubitazos.

2007 ha sido un año con cosas muy buenas y cosas muy malas (toma filosofía barata). Haciendo balance bloguero del año, tengo que rendirme a la evidencia: hablo mucho más de música que de literatura. Claro que también es más fácil hacer llegar, gracias a las plataformas de vídeo, extractos de música para que os sintáis el sabor y el color de lo que he ido escuchando este año; el esfuerzo para los libros es un poco más trabajoso, ciertamente, e implica que os leáis lo que yo leo (si es que os interesa en algo cotejar mis opiniones, que pa qué).

El 2007 me ha dejado una ligera sensación de bajada de revoluciones, comparando con 2006, que fue el gran año de Arcade Fire, Bloc Party y LCD Soundsystem. Para mí, no sé si lo mejor, pero sí lo que más ha girado (física o digitalmente) en casa ha sido el tremendo Myth Takes, de !!!. Así que, para cerrar el año y empezar uno nuevo, qué mejor que una descarga de sensualidad y sudor en forma de funk ácido, lisérgico e hipnótico: “Heart of Hearts”:

Si tuviera tiempo, os incluiría la letra y la traducción… Pero curráoslo vosotros hoy, ¿oki?

Disfrutad del 2008 con mucha salud, mucho sexo, mucho dinero (a ser posible) y felicidad a… a cascoporro. Sed buenos, y f*ll*d como locos 🙂

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s