Procrastinando, que se dice pronto, o meme jugetón literario

Me llega a través de Juanma, a quien ha liado su media naranja Cristina, a quien a su vez le ha llegado a través de Jaume, a quien… Bueno, dejémoslo, que por este camino no acabamos ni el 30 de febrero.

Que Juanma me ha retado a un meme literario. Como si mi vida no estuviese lo suficientemente procrastinada 🙂

La mecánica del asunto:

s fácil: copiar el párrafo segundo de la página 139 del libro que estés leyendo en ese momento. Se presupone, pues, que te gusta leer y que tienes tiempo para ello.

Tal como aclara Kaplan (a quien todavía se le nota el polvo de la era en el traje, supongo que ya me entendéis) en los comentarios a la entrada de Juanma, se deja al lector la tarea de adivinar de qué título se extrae el párrafo.

Como a Juanma, yo procrastino incluso con las lecturas. Así que la página 139 del último libro que he abierto reza tal que así:

Casi estaba terminada. En unos cuantos días alcanzaría la madurez. Aún era una larva, blanca, blanda y pulposa. Pero el sol la secaría y la calentaría. Endurecería su concha. Le proporcionaría fuerza y un tono más oscuro. Surgiría del capullo y un día, cuando su madre pasara junto al garaje… Detrás de la madre-cosa había otra larva blanca y pulposa, expulsada por el bicho hacía poco. Pequeña. Acababa de nacer. Comprendió de dónde había surgido el padre-cosa, dónde había crecido. Había madurado allí. Y su padre se había topado con él en el garaje.

Buá, los hados os lo han puesto de cara.

Pero, como todo lector ob-comp (término acuñado por el mismo autor en otro libro del que también os reto a adivinar el título), llevo otro libro, más pequeñito, en el zurrón, por si acaso me toca esperar a la puerta de los probadores de un Zara o Desigual:

El suegro de Billy se reía descontroladamente, y rogó al cuarteto que cantara la otra canción polaca que tanto le gustaba. Así, pues, cantaron la canción de los mineros de Pennsylvania, que empieza así:

Mike y yo trabajamos en la mina.
¡Santa mierda, qué bien nos lo pasamos!
Una vez a la semana nos dan nuestro salario
¡Santa mierda, y al otro día no trabajamos!

(He incluido el tercer párrafo para no dejar dos puntos abiertos, y lo he transcrito con el error de puntuación para facilitar la identificación -caso que tengáis un ejemplar a mano-).

¿Son estos los dos libros que estoy leyendo? Sí, a los que echo mano con más frecuencia. Antes de la Semana Santa, le di un apretón a este otro:

Good authors can usually recognize their strong points and their weak points. Čapek’s strong point was his art of fabulation, a talent that combined imagination, the courage to come up with original parables, and the capacity to think through, via these parables, the social as well as technological problems of modern times. He was superb at creating situations capable of carrying a moral, noetic, or even a merely political message. On the other hand, the depiction of subtle psychological nuances was not among his strong points. Surely this is why he was better suited to allegorical and utopian tales than to realistic stories. The true protagonists of his works from this period were not individual people but humankind as a whole, and they were essentially not about conflicts between characters, but about conflicts between concepts or world views. The individual characters who move the story along appear to be mere puppets that help the author present his views on the causes of conflict in the contemporary world.

No, si difícil no está la cosa.

Por último, un libro que, más que leer, paladeo con parsimonia:

Devien ésser aproximadament les sis de la tarda quan un majordom vingué a destorbar les cavil·lacions del nostre jove i il·lustre botànic dient-li que la baronessa, havent rebut la visita d’un erudit frare dominic, estava desitjosa de presentar-l’hi i que, si no era importunar-lo massa, l’esperava al saló.

Hala, finalizado ya el meme, voy a cederle el testigo a: Pau, Víctor, Gabriella (gracias a los dos por vuestra amabilidad y simpatía; Nuria y yo sentimos no haber podido seguir tomando más copas el Lunes Santo), Nacho y a los amigos de La Moqueta Verde.

Disfrutad. Y ¡leed, leed, malditos! 🙂

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s