De repente, las hojas…

… un día de la semana pasada, ya doradas, cayeron de golpe y alfombraron la ciudad.



Un día después, yo seguía caminando sobre ellas en manga corta.



Este tiempo es de locos. Ayer encendieron las luces de Navidad (¡hey!, el 27 de noviembre), y el abrigo sigue bien cerradito en el armario. Camiseta y tejana; esta, útil sólo a primera hora de la mañana y tras la puesta de sol.



Cambio climático (yo estoy seguro al 99%), mero veranillo de san Martín holgado o nueva glaciación, la verdad es que el tiempo, hoy, descoloca.



Por otra parte, me permitió salir a pasear el domingo pasado y tomar unas hermosas instantáneas del linde de Collserola con mi barrio.










powered by performancing firefox

Anuncio publicitario

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: