"Perfect Day", una canción perfecta

Es curioso comprobar cómo en la música pop las tendencias se hacen obsoletas apenas empiezan a popularizarse. Hoy Coldplay presentarán su decepcionante X&Y en el Palau Sant Jordi, y Keane, aunque sin tanta repercusión (todavía), y desde una vertiente más melosa (si cabe), consiguen con su primer largo un trabajo más sincero y compacto, allí donde Chris Martin parece dar un paso en falso intentando superar A Rush of Blood to the Head pero sin abandonar el “sonido Coldplay” que dicho trabajo establece.

Coldplay y Keane, por mucho que insistan en radios generalistas, no es que presenten un sonido rompedor: desde The Smiths hasta Frank Sinatra, toques épicos a lo U2 o Radiohead, su música no deja de ser una amalgama de estas influencias, que un oído bien entrenado captará sin esforzarse. Así como la sensación del momento, Franz Ferdinand, deben mucho (por no decir que copian) el electricismo de The Jam, de donde también beben otros adalides del nuevo rock “sucio”, como The Strokes o The Libertines. O como los emergentes Kaiser Chiefs, que fagocitan influencias del punk de Sex Pistols, pero limando su aspecto más combativo.

Si nos deslizamos al terreno del indie (aunque ya no tan indie desde que es devorado por masas de posmodernos) aún podremos encontrarnos con alguna sorpresa en el campo de la electrónica. Fuera de ahí, nos encontramos con bandas que retoman, reciclan o reviven sonidos de décadas anteriores. Y teniendo a Pulp de “vacaciones permanentes” (una banda que hizo del revival un auténtico paso de gigante hacia delante), y a la espera de lo que pueda salir de las mentes delirantes de Thom Yorke y sus cada vez más experimentales Radiohead, cabe echar un vistazo al pasado…

A pesar de tenerle un gran respecto, reconozco que nunca he prestado la atención que merecía a Lou Reed. Hace años que un buen amigo me grabó el álbum Transformer (hará unos ¡18 años! ¿Os acordáis de cuando nos grabábamos LPs de vinilo en cintas de 60? ¿Y las cintas de metal?). En aquella época, sin embargo, me dejé deslumbrar por The Joshua Tree (deslumbrante, ciertamente) y Rattle and Hum (eh…, ciertamente, uno de los patinazos de los irlandeses) y ahí se quedó, para escuchas esporádicas de un tardoadolescente que prefería el hervor en la sangre del rock épico que no las letras descarnadas del novayorqués… que tampoco entendía demasiado bien.

Sin embargo, en el Festival de Blues de Cerdanyola compré el CD, que había vuelto a ocupar un lugar en la memoria gracias a un reportaje sobre el mismo emitido por el Canal 33. Copié algunas canciones para un CD en mp3 (vale, también me ayudé con la mula), y una canción en concreto se filtró y quedó grabada en mi disco duro/cerebro. Es la grandeza de las melodías sencillas, desnudas de una instrumentación que ahoga la transmisión. Reed jamás ha tenido una gran voz (quienes no le gustan, se quejan de su voz monótona, amelódica); pero es uno de los intérpretes que mejor la saben usar para contar una historia. Transformer es un gran fresco sobre los outsiders que escapan, o huyen, de una sociedad monolítica, incapaz de atender todas las necesidades. Y sobre outsiders pocos saben más que Reed, durante muchos años compartiendo vivencias con la troupe de adláteres de Andy Wharhol.

Para quienes quieren contar grandes historias, Lou Reed, así como Jarvis Cocker en Pulp, son excelentes ejemplos a seguir: los grandes acontecimientos se reflejan en historias cotidianas, en breves pinceladas de cotidianidad. Requiere una gran capacidad de análisis para saber separar qué quieres contar, dónde encontrarlo, y qué personaje modelar para mostrarlo en toda su intensidad. Requiere la mirada de un observador atento, alguien capaz de deslizarse en el personaje para dotarlo de consistencia, desprenderse de prejuicios y mostrar una exquisita sensibilidad para no contaminarlo con tus propios esquemas.

“Pefect day” podría ser la historia de cualquiera, una persona humilde, baqueteada por la vida, sin aspiraciones. Un don nadie. ¿Cómo puede brillar el amor en alguien tan aparentemente muerto en vida?

Si podéis, poned en vuestro iPod/reproductor mp3/radio/disco duro/aunque-sea-id-a-cantarlo-a-un-karaoke “Perfect Day”. Acompañad la escucha con la letra (pulsando el título del post o aquí). Escucharéis a Lou Reed que cuenta una historia común, cercana, patética, ayudado por una sencilla melodía en tono menor. Una pequeña historia que encierra uno de los grandes temas del hombre: la huída de la soledad, el miedo a la miseria del alma en un espacio tan inhumano como es la ciudad.

Intento ofreceros una traducción lo más fiel posible:

Un día perfecto
bebemos sangría en el parque
y después, cuando anochece
vamos a casa.

Un día perfecto
damos de comer a los animales en el zoo
después vamos al cine
y volvemos a casa.

Oh, es un día tan perfecto
Estoy contento por haberlo pasado contigo
Oh, es un día tan perfecto
haces que me sienta a gusto me mantienes colgado.

Un día perfecto
nos olvidamos de los problemas
Domingueros de nosotros mismos
es tan divertido.

Un día perfecto
Haces que me olvide de mí mismo
Creí que era alguien diferente
Alguien bueno.

Oh, es un día tan perfecto
Estoy contento por haberlo pasado contigo
Oh, es un día tan perfecto
haces que me sienta a gusto me mantienes colgado.

Cosecharás lo que has sembrado (x4)

Editando: ¡Gracias, Jorge! Corregido.

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s