Dos noticias tan buenas como el verano en Invernalia

Aparte de los problemas que un módem USB para ADSL provoca cuando tienes que configurar un PC (en concreto, el mío) para hacer de pasarela a una pequeña oficina (los detalles de por qué semejante idiotez los desgranaré un poco más adelante. Sí, podéis adivinarlo: nuestro IPS es Wanadoo), dos buenas noticias nos han alegrado la mañana en el despacho.
1. Esta tarde nos han llegado los ejemplares para servicio de prensa de Tormenta de espadas.
2. George R.R. Martin ha anunciado en su página web que ya se puede dar por acabado (a falta de los últimos retoques y demás) el siguiente título de Canción de Hielo y Fuego: A Feast for Crows.
Os comunico estas noticias como fan de Martin, de alguien que ha quedado rendido ante la aparente sencillez de su prosa; aparente, porque pocas lecturas se hacen tan fluídas si bien, como dice Cristina Macía, hay que quitarse el sombrero ante el oficio de un hombre que tiene siempre la palabra justa en el momento adecuado. Aparente, porque pocos autores son capaces de generar imágenes tan fieles y tan vivaces.
Para quien no haya aún leído ningún libro de Martin, puede empezar con Muerte de la luz para deshacerse de unos cuantos tópicos sobre la ciencia ficción. Una pequeña joya, una obra maestra que, por desgracia, pasó desapercibida en su momento, pero que contiene una de las historias de amor más tristes y, a la vez, mejor tratadas de las que he leído.
Pero si estás leyendo estas líneas, quizá sea porque estabas buscando información sobre Canción de Hielo y Fuego. No, aquí no pienso decir nunca cuándo va a estar Festín de cuervos 😛 Si queréis preguntar (y dadnos cancha, por los dioses antiguos y nuevos; ni siquiera ha salido aún Tormenta a la venta, ni el proceso es tan fácil como algún desnortado comenta en foros), al correo de la editorial.

Y por si alguien no se lo creía… lo que sostengo en las manos es un ejemplar de Tormenta de espadas 😛
Posted by Hello

Anuncios

Autor: Álex Vidal

A los 7 años me llevaron a ver Star Wars y decidí estudiar Físicas. A los 11, leí a Asimov y me dije: "Yo quiero escribir historias tan grandes como estas" (espero que usando más palabras que él). Hoy trabajo juntando letras en una editorial mientras pierdo el tiempo en múltiples frentes. Aprendiz de todo y maestro de nada. Es mi sino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s